Manuel Reigosa: “El convenio con AGEINCO beneficia a la sociedad”

El rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa, ha sido el invitado a la Tribuna de AGEINCO celebrada este martes 10 de diciembre el en el Círculo de Empresarios de Vigo. El encuentro estaba marcado por la firma del convenio de colaboración entre ambas instituciones, un acuerdo en el que se venía trabajando desde hace meses y que supone un eje fundamental en el futuro del sector de la ingeniería en Galicia.

 

Por su parte, Daniel Prieto manifestó en la Tribuna, a la que asistieron socios, miembros de la directiva de AGEINCO y la Secretaria General, Marta Gallego, la posición de la Asociación en cuanto a la necesidad de crear un acuerdo entre la Asociación y la Universidad de Vigo por su capacidad de establecer sinergias entre ambas que fortalezcan el sector en Galicia. “Es provechoso para todos, para la formación del alumnado y para la competitividad del sector privado. Es un acuerdo que beneficia a la sociedad”, ha dicho.

 

Por su parte, Daniel Prieto ha manifestado la posición de AGEINCO en cuanto a la necesidad de crear un acuerdo entre la Asociación y la Universidad de Vigo por su capacidad de establecer sinergias entre ambas que fortalezcan el sector en Galicia. “Tenemos la voluntad y la capacidad de ofrecer propuestas interesantes a la universidad en diferentes ámbitos, como nuestra visión sobre  la adaptación del temario a una realidad profesional muy cambiante, o el papel de las empresas en la formación práctica y continua del alumnado”, dijo Daniel Prieto, partidario de la incorporación temprana de los estudiantes a las dinámicas del ámbito privado profesional teniendo en cuenta factores determinantes como las especializaciones o los volúmenes de producción.

 

A Manuel Reigosa le acompañaron a la firma del convenio la Vicerrectora de Investigación, Belén Rubio, y el Vicerrector de Planificación y Sostenibilidad, José Luis Míguez. Ambos pusieron sobre la mesa la posibilidad de integrar a AGEINCO en los espacios de desarrollo de la Universidad de Vigo, como el Centro de Investigación, Transferencia e Innovación del Polígono de San Cibrao das Viñas en Ourense. De esta manera, las empresas e instituciones asociadas a la Asociación tendrían acceso a equipamientos especializados que darían un impulso notable a su capacidad en I+D+i. Se establecen de esta manera unas primeras bases para materializar los contenidos del convenio con acciones de colaboración específicas.

 

 

El papel de la universidad en una sociedad cambiante

Durante el encuentro se abordaron problemáticas inherentes al ámbito industrial y cómo se pueden abordar desde la formación universitaria de los futuros profesionales. En un momento de constante evolución tecnológica, los conocimientos y las capacidades deben estar en constante actualización. Desde esta perspectiva, Daniel Prieto fue tajante: “Corremos el riesgo de formar perfiles efímeros”, dijo en referencia a la naturaleza cambiante del entorno profesional, y mostró su convencimiento de que, desde el sector privado, siempre en constante evolución, se puede aportar formación adaptada a esta realidad. “Ahora la producción cambia constantemente y necesitamos personas que se sepan integrar en equipos y proyectos desde el primer minuto”, añadió. Un planteamiento en el que ahondó la Vicerrectora de Investigación, Belén Rubio, poniendo sobre la mesa la importancia de la universidad en cuanto a la generación de un marco teórico como base de la adquisición de nuevas capacidades y conocimiento: “Les enseñamos a aprender, a estudiar y a enfrentarse a los problemas”, afirmó.

 

También se trató la brecha de género en estudios técnicos y científicos como el de la ingeniería. El porcentaje de mujeres y hombres que cursan carreras científicas sigue siendo muy dispar, y las mujeres siguen asumiendo las profesiones y carreras vinculadas a los cuidados. Desde la Universidad de Vigo se llevan a cabo programas informativos en los institutos para orientar al alumnado, pero sospechan que hay que actuar antes, ya que en la enseñanza media los roles están ya muy definidos. “Tenemos que asegurar una sociedad igualitaria y ver entonces qué pasa. Yo sospecho que es más una cuestión cultural”, aseguró Manuel Reigosa en relación a la brecha de género en las carreras científicas

Compartir