Más de veinte profesionales de AGEINCO debaten en Santiago sobre la nueva ley de contratos del sector público

Aunque desaparece la valoración exclusiva por el criterio económico, la nueva ley no soluciona cuestiones como la competencia desleal de las ingenierías públicas como TRACSA E INECO

 

15 de marzo de 2018. Más de una veintena de profesionales de las empresas de la Asociación Gallega de Empresas de Ingeniería y Consultoría (AGEINCO) participaron hoy en la Jornada sobre las novedades en el ámbito de los contratos de servicios, de la nueva Ley de Contratos del sector Público. Una cita que tuvo lugar en la Sala de Conferencias del Centro Abanca Obra Social de Santiago, situado en la Plaza de Cervantes, y que estuvo impartida por un abogado socio de la empresa AUREN, Juan Arnáiz Ramos, que estuvo acompañado por Fernando López Mera, presidente de dicha asociación quien ejerció como moderador del debate final.

 

Entre las novedades que presentó Arnáiz Ramos está el umbral de precio en los contratos menores, en este sentido aclaró que “la limitación de contratación anual para estas empresas de servicios está en 15.000 € con cada órgano de contratación”. A ello también añadió novedades en plazos, modificaciones con cambios de contratos y en adjudicación, entre otras cuestiones.

 

El presidente de AGEINCO introdujo el debate recordando que con esta ley se acaba con la valoración solo por criterios económicos, centrándose la adjudicación a la oferta que asegure la mejor calidad-precio, a ello también añadió que dicho texto por fin puntúa la cualificación de los profesionales. Además, también rememoró que esta asociación, junto con otras territoriales de todas España presentaron enmiendas a la ley. Dichas modificaciones pasaban por tres ideas: la consultoría de ingeniería no es obra, el régimen de indemnizaciones, y las encomiendas de gestión. Sobre que la consultoría de ingeniería no es obra, “la actual ley lo recoge pero difusamente, no queda claro” explicó López Mera, para quien dicha legislación sí atendió el régimen de indemnizaciones, “algunas empresas han sufrido los parones del AVE con sus perjuicios y este tema sí se ha previsto”, admite. La tercera y última idea que solicitaron fue terminar con la encomiendas de gestión contra las que hace años tanto AGEINCO como sus homólogas en otros territorios luchan para acabar con la competencia desleal de las ingenierías públicas (INECO/TRAGSA). En este sentido, el presidente dice que la nueva ley “deja abierta la posible contratación de estas empresas públicas, desatendiendo claramente las reclamaciones de este sector al que de esta manera están sometiendo a un grave perjucio económico”.

Compartir